Sembrando en el Norte de Chile

Hoy la Revista del Campo también trae una entrevista a Rodrigo Marambio, Gerente General de Maraseed, donde describe la experiencia de esta empresa en el Norte de Chile en la producción de semillas, venciendo las condiciones climáticas de la zona:

Sembrando en el desierto

Corría 2001. La economía seguía en crisis, pero Rodrigo Marambio creía que el mercado de las semillas, donde él trabaja, iba a seguir creciendo y que los pedidos a su empresa iban a aumentar.

Quería mostrarles a sus clientes que ya no era necesario recurrir a los países del hemisferio norte para conseguir productos en invierno; que podrían confiar en la empresa Maraseed, de la que es su gerente general.

Tenía que encontrar una forma de producir durante todo el año... y la encontró en el lugar más inhóspito: el desierto.

En el valle de Azapa, su empresa produce 1,5 millón de dólares al año, más del 25% de las exportaciones totales de la empresa.

Las estrellas bajo el fuerte sol del norte son las semillas de pimentones, tomates y melones, que se pueden producir tanto en invierno como en verano. Sin parar. Además, trabajan con exponentes tan freak como la sandía sin pepas.

Desde Azapa la empresa ha conquistado mercados tan importantes como Holanda, Estados Unidos, Japón y Francia.

Pero este es el final de la historia.

Una idea rara al principio

Marambio quería extender la producción todo el año.

¿Cómo hacerlo? era la pregunta que daba vueltas por su cabeza, mientras trabajaba en los cuarteles centrales de Maraseed en Curacaví. El problema de esta zona es que la temporada primavera-verano, que es cuando se pueden cosechar las semillas, queda demasiado acotada entre septiembre y abril, mientras que él quería ampliar la producción hasta mayo y julio.

Con esta idea y casi 40 años de experiencia en el rubro, inició en 2001 los primeros estudios para ampliarse. "Empezamos a revisar cuidadosamente la situación agroclimática de todos los valles que hay desde Santiago hacia el norte".

En esa época, toda la producción de hortalizas se concentraba en el valle central. Sin embargo, los resultados de sus investigaciones iban contra la corriente: debía trabajar en el desierto. Este clima, de veranos largos e inviernos templados, parecía ideal para superar el problema de la contraestación.

Las ciudades candidatas eran Ica, en la costa central de Perú, y Arica, en la I región. Dos años estuvieron ensayando en ambas.

Tras las pruebas, Marambio llegó a dos conclusiones: "Si bien Perú es más barato que Chile, sobre todo en mano de obra, preferimos hacerlo aquí, porque las condiciones de producción son mejores. Hay más estabilidad tanto política como económica. Más tranquilidad social".

La decisión estaba tomada: iban a plantar hortalizas en pleno desierto.

Sin embargo, con sólo pensar la idea, empezaron la dificultades.

"Todo el mundo nos decía que la gente del valle prefería trabajar en Arica, que no íbamos a poder con el clima, etc. Una serie de cosas que hacían pensar que esto no iba a resultar".

A pesar de los comentarios, igual se lanzaron a la aventura.

Con una inversión cercana al millón de dólares, en 2003 se instalaron con once hectáreas en el valle de Azapa. Cuando llegaron, ahí había sólo cultivos de mangos, guayabas y olivos. De hecho, hasta el día de hoy son los únicos productores de semillas a escala industrial entre Arica y La Serena.

El proyecto dio resultados. Sin embargo, trabajar ahí tiene sus dificultades.

Aun cuando Marambio había nacido, crecido y vivido toda su vida en el campo, en Arica tuvo que tomarle el pulso a un suelo muy diferente del que estaba acostumbrado a trabajar en el valle central.

En el valle de Azapa, el río sólo crece en enero y febrero, cuando hay invierno boliviano. El resto del año, hay unos pocos aluviones de agua cuando llueve en el altiplano. Para él, "era un poco sembrar en el desierto". En el más árido del mundo, con suelos arenosos y salinos.

Como siempre, buscaron una solución, obteniendo el agua de profundos pozos y mejorando su tecnología de riego.

Además, trabajan en conjunto con la Escuela de Agronomía de la Universidad de Tarapacá, haciendo producciones de ensayo para ºmanejar el comportamiento del suelo.

El clima tampoco los acompañó al principio. Las atípicas lluvias justo aparecieron en el primer invierno. La temperatura mínima alcanzó cuatro grados, cosa que no ocurría hace 45 años. La producción se vio afectada.

"¿Cómo se lo explicábamos a los clientes? ¡Después de todos los beneficios que les habíamos dicho que tenía la zona!".

Pero el invierno ya pasó y, hoy día, la planta trabaja a tope.

Pese a este éxito, no se durmieron en los laureles y siguieron innovando en el tema tecnológico, razón por la cual la Fundación de Innovación Agraria les entregó un premio hace dos semanas.

La totalidad de su producción está cubierta por una 'malla antivirus', una red muy fina que no permite la entrada de insectos, lo que reduce el uso de pesticidas.

"Ya no usábamos fungicidas, porque casi no hay humedad, y ahora tampoco insecticidas... estamos trabajando con tecnologías y productos muy limpios", explica.

Dice que son pioneros y que el uso de malla antivirus se extenderá por todo Chile en poco tiempo.

El futuro también es prometedor para la empresa. Gracias a los avances, Maraseed es hoy el segundo exportador de semillas de pimientos y tomates de nuestro país. Y sus proyecciones son ambiciosas: "Queremos consolidarnos como la empresa más sustentable y competitiva del hemisferio sur".

Datos clave:

EXPORTACIONES

Envían US$ 1,5 millón desde su sucursal en Arica, el 25% de los envíos totales de la empresa.

PRODUCTO ESTRELLA

Las semillas de sandía sin pepas ocupan un lugar destacado entre los productos innovadores que exportan.

EMPLEO

Hay 120 personas contratadas permanentemente en el año.

Rodrigo González Fernández (no verificado) Says:
Lun, 2005-09-12 15:33

Saludar por este medio a Rodrigo Marambio a quien conozco desde hace muchos años.Aún antes de que yo trabajara en el SAG en Certificación de Semillas. Persona de gran empuje e inteligencia y estaá hace muchos años en el rubro de las Semillas aportando a las grandes tecnologías y al progreso del país Un abrazo y felicitaciones, Rodrigo González Fernández.

Jose M. Crispi (no verificado) Says:
Lun, 2005-09-12 16:54

Aunque veo nuestra ceguera para observar el impacto que el tema Search-Google (el otro articulo de hoy) tiene sobre nuestra ventana de crecimiento, creo que este artículo sobre las semillas en el Norte, muestra nuestra no-ceguera sobre la explosión de nuestra fronteras, que hemos vivido en estos últimos 30 años. De la mano de la revolución fruticola Chile extendió sus territorios aptos para exportar desde los primeros 300 kmts originales a tener hoy productos agricolas exportables prácticamente en todo el territorio. Si miramos la industria del vino, nuevas tierras han podido ser agregadas a productos de mayor valor agregado. Y si vamos mas allá de lo agricola y pensamos la industria acuicola, el territorio ha crecido aún más.
A mi juicio este es solo el comienzo. Aunque hemos ensanchado las fronteras, Chile sigue siendo un país muy chico. Ampliar nuestros territorio ocupando las posibilidades de nuestros paises vecinos, es la siguiente etapa.

Ricardo Gevert Says:
Mar, 2005-09-13 20:16

Dado lo extenso que resultaría referirme a otra opción socio-política para el desierto como capacidad ociosa nacional, sugiero bajar archivo "La ESC y los Políticos" en http://www.gevert.com en el link "infos y Downloads. Espero que inspire a un solo político.

Renato Baeza (no verificado) Says:
Mié, 2005-09-14 11:24

Dentro de mi ignorancia, creía que el desierto era eso, algo totalmente inproductivo y carente de vida. La realidad no es así al contemplar el Desierto Florido, el Valle de Azapa, Valle del Huasco, Oasis de Pica y otros lugares paradisíacos para la Agricultura. El factor común es el agua (oro líquido del Desierto). En este sentido se deberían desarrollar proyectos para generar u optener este rico recurso; como desalinización de agua, mallas atrapa niebla y otros proyectos que se pudieran generar para dotar al Desierto de este verdadero catalizador de grandes desarrollos comerciales y sociales. Considerando adicionalmente que hay todo un potencial energético basado en la luz solar.
Saludos cordiales

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.