Innovaciones disruptivas

En la nota anterior introducimos al profesor Clayton Christensen con su aporte a la teoría de la innovación. La noción de innovación disruptiva es uno de sus conceptos principales y está en todos sus libros.
La innovación disruptiva es definida como aquella práctica que incluye equipamientos, habilidades, formas oganizacionales y valores que la hacen ser adaptada para el uso y goce de clientes, sean estos finales o productivos. La innovación disruptiva desplaza a otras como, por ejemplo, el computador desplazó a la máquina de escribir, ésta desplazó a la pluma fuente, y muchos esperan -y no se ha logrado- que algún sistema de voz directa desplace al uso del teclado.
Las innovaciones disruptivas, normalmente, son menos eficientes inicialmente para los nichos establecidos de clientes de la práctica anterior. Pero son muy competitivos para clientes que están abiertos a una nueva oferta de menores costos, aunque tengan deficiencias respecto de la práctica anterior. Los primeros programas de procesamiento de palabras o eran muy caros con sus sofisticaciones o llegaron de la mano de los primeros microcomputadores, siendo muy apetecibles por todos aquellos que no podían darse el lujo de tener una secretaria, como eran profesores, estudiantes graduados y muy pocos clientes industriales originalmente, en los albores de los 80. Recién, tres a cuatro generaciones de software después, ya en el año 85, se empieza a consolidar el desplazamiento de la máquina de escribir. Con ello, no sólo se había producido algo más barato, más flexible, desplazando todo un tipo de práctica de archivo y anaqueles, sino que se crearon oportunidades enormes para fabricantes de discos, memorias e impresoras, algo inimaginable inicialmente. Pero el dato más importante, lo que Christensen llama "no clientes", habían sido inventados. Gente que no había sentido la necesidad de tener una máquina de escribir ahora tenía la necesidad y posibilidad de tener un computador que además les permitiría engarzarse en otras prácticas, e-mail, hojas de cálculo, en fin, un nuevo mundo había llegado.
Esta versión de innovación disruptiva está escrita ad hoc para este sitio bajo mi responsabilidad, y es útil para lo que quiero decir más adelante. Pero le aconsejo encarecidamente que lean a Christensen y se enriquezcan con los muchos mayores matices que él aporta a lo largo de sus libros donde ha ido profundizando esto, y donde ya se podría hablar de una "teoría de innovación disruptiva".

Categoría: Mundo,